Agradecido con mi amiga Irene Álvarez, quien tuvo la amabilidad de invitarme a la comunidad de San Francisco, en donde saludé a los amigos todos, ahí reunidos.
¡Fuerte abrazo a los buenos vecinos de San Francisco!